Si no eres feliz…

… con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que te falta.

El neocapitalismo salvaje nos hace sentirnos a veces fracasados, y que todo se arreglaría teniendo cosas que nos faltan.

Las penas con dinero son menos.

¿Verdad? No. Las penas no cambian ni disminuyen. Sin embargo, están adornadas en un envoltorio más atractivo para los demás, pero no para ti. Es el caso de Javier del Agua, una persona con graves problemas de visión. Tan solo tiene dos aficiones: el fútbol y conducir. Su elevado capital le permite acudir a todos los partidos de fútbol que se juegan en el estadio de su ciudad, aunque otros lo aprovecharían más; y pagar constantes clases de autoescuela para poder conducir. A algunos Javi no les da pena, por su situación económica. No obstante, casi nadie se cambiaría por él.

Un trabajo estable y un nivel económico medio ayuda a que nos sintamos más relajados. También tenemos que decir que esto no proporciona salud mental y, en algunos casos, empeora ciertos problemas y suple de una forma equivocada algunas carencias.

Porque si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que te hace falta, o con lo que crees que te hace falta. Porque vivir en ese estado no es una ambición sana, sino un estado de desasosiego que provoca que te pierdas momentos únicos de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s